Logo Cómo adelgazar con el alpiste

Remedios caseros para adelgazar

Éstos son algunos de los remedios caseros más rápidos y seguros para bajar de peso. Incorpora estos quemadores naturales de grasa en tu dieta diaria y observa como comienzas a perder esos kilos de más.

Remedios caseros para adelgazar

 

Al levantarte, toma una taza de agua caliente revuelta con el jugo de un limón. Esto te ayudará a desintoxicar el sistema. Durante el día, bebe mucha agua y añádele una rodaja de limón a cada vaso. Todas las mañanas para el desayuno procura comer una taza de avena con dos cucharadas de linaza, una cucharada de mantequilla de maní y una media taza de arándanos.

 

Puede cocinar la avena en el microondas – agrega media taza de avena regular (no instantánea) y una taza de agua, después sólo calienta durante dos minutos.Añade la mantequilla de maní (todo natural, sin aditivos, los ingredientes deben ser sólo los cacahuetes y la sal), los arándanos (si no puedes encontrar arándanos frescos, usa arándanos congelados) y la semilla de linaza molida (es mejor si compras las semillas de linaza enteras y las mueles tu misma).

 

Este desayuno se ofrece gran cantidad de fibra soluble, que es esencial para bajar de peso. La fibra te da la sensación de estar satisfecha y tu estómago e intestinos estarán limpios por lo que no te sentirás inflamada. La mantequilla de cacahuete proporciona las proteínas necesarias para darte energía y mantenerte satisfecha por mucho más tiempo.

 

Remedios caseros para adelgazar

Bebe de dos a tres tazas de té verde a días. El té verde está lleno de antioxidantes y se sabe que estimula el metabolismo y acelerar la pérdida de peso. Asegúrate de que se trata de té verde orgánico preferentemente.

 

Come la mitad de una toronja justo antes de los tomar tus alimentos. La variedad de color rojo o rosa es la mejor. Come hasta tres toronjas y media por día. Pélala y cómetela como si fuera una naranja. (Ten en cuenta que la toronja no se debe comer cuando se toman ciertos medicamentos recetados, consulta a tu médico antes de comenzar estos remedios caseros para adelgazar).
Toma gránulos de miel de abeja.

 

Contienen cerca de 100 nutrientes esenciales y tienen un alto contenido en proteínas. Aumentan la quema de calorías y son conocidos por ayudar a corregir desequilibrios metabólicos que causan el aumento de peso. Toma una cucharadita con agua después de cada comida.

 

Remedios caseros para adelgazar

Bebe tres onzas de jugo puro de uva mezclado con una onza de agua antes de cada comida y antes de acostarte. El jugo de uva debe ser 100% natural, sin azúcar, sin aditivos y sin conservadores.

 

Toma dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana orgánica (es mejor) mézclalas en un vaso de agua y bebe al despertarte. Tómalo de nuevo antes del almuerzo y antes de la cena.

 

Añade dos cucharadas de semillas de linaza a tus alimentos (que es muy buena con avena o en licuados) cada día. Contienen el omega-3 que necesitas a diario y están llenas de fibra para mantener tu sistema digestivo de limpiado. Aumenta tu consumo de vitamina C – tomar 500 mg al día puede ayudar a quemar más grasa.

 

Estos remedios caseros para adelgazar puedes incorporarlos a tu dieta paulatinamente y estar segura de que estás perdiendo peso de manera sana y natural.

 

Facebook Comments

One response to “Remedios caseros para adelgazar”

  1. Vanesa says:

    Me gustaría q me mandaran recetas naturales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *