Logo Cómo adelgazar con el alpiste

Correr para adelgazar

Correr para adelgazar es un método muy eficaz. Si estás tratando de perder peso con una dieta adecuada y ejercicios regular, correr puede ayudarte a alcanzar tus objetivos mucho más rápido. Correr no es bueno solo para tu sistema cardiovascular, sino que también reduce los niveles de estrés y mejora tu estado físico general.

Correr para adelgazar

Sin embargo, pasar de un estado sedentario con sobrepeso a un estado activo en el que corras para adelgazar no es aconsejable. El trotar y correr nos permite alcanzar un excelente estado de nivel aeróbico, en menos tiempo que las caminatas, y se comienza a quemar grasas mucho antes, por lo que favorece el descenso de peso. Si tienes sobrepeso y quieres empezar un hacer ejercicio para deshacerte de esos kilos de más, sigue leyendo.

 

Para hacerlo bien, es necesario aprender correctamente las técnicas de carrera, ya que de esa forma se previenen problemas en las articulaciones, siempre debe correr en un terreno blando y húmedo evitando el asfalto, no olvide de hidratarse antes, durante y luego de practicar ésta actividad y realizar los debidos estiramientos.

 

Haz un plan
Lo primero que debes hacer es decidir lo que quieres lograr. Determina cuanto peso quieres perder qué tan rápido quieres perderlo. Esto determinará la frecuencia con que se ejecutará, la duración de cada sesión, qué tan rápido correrás, que tan lejos y durante cuánto tiempo. Correr para adelgazar es la mejor alternativa para adquirir condición aeróbica y de paso perfeccionar el sistema respiratorio. Pero sus efectos en cuanto a la belleza están en duda. Se ha visto que las horas invertidas en correr para adelgazar traen firmeza y resistencia, si bien provocan que la dermis se vuelva más delgada y se desgaste. Cuando se corren distancias largas la piel se deshidrata y se arruga más fácilmente, adquiriendo un aspecto envejecido. Este problema se acentúa si no te proteges adecuadamente del sol, o descuidas tu consumo de líquidos.

 

Correr para adelgazar
Planea tu entrenamiento

Podemos llegar a estancarnos sin mejorar nuestro estado de forma, especialmente si siempre llevamos a cabo las mismas rutinas de trabajo. Con todo ello, tenemos que tener claro que salir a correr todos los días resultará un ejercicio acertado y efectivo, si establecemos un plan de entrenamiento correcto. Por ejemplo, alternando sesiones más largas con sesiones más relajadas, e incluso añadiendo series. Tu entrenamiento debe incluir la ruta, la duración de la ruta que tomarás y cuánto tiempo quieres quedarte con esa ruta en particular. Si deseas ejecutar tres o cuatro veces a la semana, un trayecto de tres o cuatro millas debe ser suficiente.

 

Comer para adelgazar
Te darás cuenta de que conforme más corras, tu aptito aumentará. Esa es la forma en que tu cuerpo te indica que necesitas más nutrientes en tu dieta. Es importante comer cuando tienes hambre, de lo contrario afectarás tu metabolismo. Lo importante es recordar que debes elegir bien tus alimentos y no comer en exceso. Mientras que comas un poco menos de lo que necesitas no dañarás a tu metabolismo. De hecho, comenzarás a perder peso porque tu cuerpo va a utilizar el exceso de grasa como combustible.

 

Persigue tus metas
Es importante que tu entrenamiento sea desafiante. Una manera de hacer esto es cambiando la ruta cada semana. Correr para adelgazar puedes ser a intervalos, alternando marcha rápida con un trote. Puede aumentar los intervalos rápidos corriendo cada vez que sientas que tu cuerpo comienza a adaptarse.

 

Facebook Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *